Los viajes interplanetarios parecen imposibles

Hace 50 años del primer viaje orbital alrededor de la Tierra y 22 años del viaje a la Luna, pero los viajes interplanetarios parecen imposibles, porque las distancias son inmensas y los humanos tenemos una vida demasiado corta. En las dos últimas generaciones todo se ha acelerado y estamos cerca de conocer la programación de la vida humana, de clonar seres humanos y de artificializar funciones fisiológicas con nanorobots, pero no tenemos ni idea de que estamos haciendo en el Universo ni cual será nuestro futuro cuando las condiciones ambientales en la Tierra hagan imposible la vida humana.

Los viajes interplanetarios parecen imposibles Suponiendo que la tecnología estuviera lista para los viajes interestelares, los viajeros de llegada serían los descendientes de múltiples generaciones, y necesitarían que las condiciones en el punto de destino fueran apropiadas para la vida humana. Parece imposible y no soluciona nada, porque si las condiciones son favorables, la vida podría surgir allí sin que tenga que proceder de la Tierra. Es decir que los viajes interplanetarios parecen imposibles y además carecen de utilidad.

Puede elucubrarse que en algún tiempo futuro pudiera independizarse la mente humana del sustrato que la alberga y que viajara solo información y lo hiciera a la velocidad de la luz. La mente y/o conciencia incluiría la experiencia vivida, ideas, criterios, conceptos, valores, emociones, sentimientos, ….etc., un contenido que es pura información y teóricamente podría viajar a la velocidad de la luz. El sustrato de cuerpo humano no sería necesario en el punto de llegada porque, o bien se podría reconstruir a partir del código genético, que es también pura información, o bien la mente podría albergarse en otro sustrato más afín con las condiciones locales.

Con esta visión, hoy por hoy onírica, los viajes interestelares podrían consistir en externalizar la mente y conciencia de los viajeros para darles a su llegada otro cuerpo de su mismo código genético para continuar con su vida como cuando partieron de la Tierra. No se puede elucubrar mucho más y si los viajes interplanetarios parecen imposibles, habrá que empezar a entender para qué sirve la vida humana y que hacemos aquí en la Tierra.

5 comentarios sobre “Los viajes interplanetarios parecen imposibles”

  1. …viaje interestelar… a: los pasajeros suben en el ascensor-espacial hasta la nave que les espera en el asteroide Tutatis, al que colocamos hace ya tiempo en órbita geoestacionaria…LA NAVE DESPEGA►… b: 354 días a 1 G (9.8 mts/seg²) de ACELERACIÓN CONSTANTE (resuelto el problema ingravidez), la nave con sus poderosos motores cohete de Antimateria funcionando sin descanso… c: la nave alcanza Velocidad-Luz y…desaparece…entrando en la “dimensión Supralumínica” donde hay un vacío absoluto y perfecto, ya no hay colisiones contra nada…y sigue viaje a velocidad superlumínica… d: la nave alcanza la mitad del trayecto…”sras y sres cinturones por favor, durante unos minutos con los motores en Off estaremos en ingravidez durante la maniobra”…la nave gira 180º sobre su eje vertical…motores On de nuevo y empieza a frenar… end: la nave baja de velocidad-luz y…aparece…desciende de nuevo a la “dimensión Infralumínica”…354 días decelerando y la nave está a velocidad cero, el pasaje desembarca en destino, un planeta de la Alpha Centauri B.

  2. …viaje interestelar (2)… Todavía vamos demasiado lentos…(en el Futuro, con el progreso exponencial de la Ciencia y la Tecnología, cosas vendrán que ahora ni siquiera podemos imaginar…), pongamos en nuestra imaginaria máquina del Tiempo rumbo a un Futuro mucho más lejano…año…la Inmortalidad ya es un hecho…ya se ha descubierto la naturaleza de la Gravedad…y las naves van a una ACELERACIÓN CONSTANTE de miles de G, ya hace tiempo que aprendimos a hacer estructuras indestructibles (mejores aún que las hechas con hexapentas como el grafeno, etc.), convenientemente aligeradas, no de moléculas y de átomos sino directamente de Quarks, los cuales unidos por Gluones, energía pura, son inseparables e indestructibles…a velocidad hiperlumínica (evitando colisiones)…manteniendo los compartimentos habitables a 1 G, con transformadores gravitatorios…estamos en miles de Planetas…y preparándonos para saltar a Andrómeda… “Vaya estas vacaciones a algún espectacular planeta de la estrella Vega en Navidad y regrese en Año Nuevo”…

  3. …viaje interestelar (inmortales)…tampoco habrá, si no queremos, que viajar físicamente. “Sólo” tendremos que dejar nuestro cuerpo, ya sin Memoria, “aparcado” aquí y emitir nuestra Memoria por radio-ondas, que viajará a la velocidad de la luz, para que al llegar al lugar de destino la vuelvan a grabar de nuevo en nuestro otro cuerpo de allí… ¿Hasta que punto estamos dispuestos a reconocer a un amigo que ha recibido un implante ortopédico tras un accidente?. ¿Hasta 1 pierna?…¿además de la pierna los 2 brazos?…¿además de esto el tórax?…¿además de esto…?, ¿hasta donde le seguimos considerando la misma persona?. En último término, fuera ya del cuerpo físico, queda la Memoria…que es, sencillamente, lo que nosotros somos (“Heaven can wait”: Warren Beatty, Julie Christie). Allá donde va nuestra Memoria…vamos nosotros con ella. Nosotros somos nuestra MEMORIA y nuestros GENES. Lo mismo que un ordenador tiene 2 clases de memoria: la RAM (leer/grabar), y la ROM (grabada en fábrica y de sólo lectura por el microprocesador); un ser Humano tiene también 2 clases de Memoria: la leer/grabar, y la que está indeleblemente grabada en nuestros Genes, y que te hacen ser como eres y no de otra forma. Nuestro cuerpo sólo es el “automóvil” que nos transporta. Al dormir cada noche “desconectamos”…y al despertar cada mañana “conectamos”…y nos auto-reconocemos al instante. Si hubiéramos perdido la Memoria…habríamos dejado de existir para volver a comenzar desde cero. Lo mismo en nuestro propio cuerpo original, que en nuestro nuevo cuerpo… Terra Nova…ALLÁ VAMOS►

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *