Mente y Conciencia

mente y concienciaMente y Conciencia no son la misma cosa aunque estén relacionadas. La Mente es una consecuencia directa de la información y la programación que residen en el cerebro. Es como el ordenador que dirige nuestro organismo y nuestras reacciones y va creciendo en sabiduría a medida que vamos teniendo experiencias enriquecedoras que van siendo procesadas aportando nuevas conclusiones.

En la actividad diaria muchas de nuestras reacciones son producto de automatismos que tenemos ya acuñados en el cerebro y ejecutamos de forma mecánica “de oficio”, sin ser conscientes de ello. Puede tratarse de actuaciones puramente inconscientes como las que garantizan el mantenimiento de la temperatura del cuerpo u otras similares que están programadas en el ADN, o ser expresiones emocionales u otras respuestas programadas que hemos ido adquiriendo.

La Conciencia es algo más externo a la programación y la información que residen en el cerebro. La Conciencia aporta una visión global del entorno en que nos movemos y de las dificultades o tareas con que nos enfrentamos en cada momento. Es la percepción de la realidad que nos afecta de manera más directa para la que no tenemos respuestas concretas ya elaboradas que decidan nuestro comportamiento.

La Mente está muy estudiada por la Ciencia porque sus manifestaciones tienen una correlación con el entramado de neuronas que controla el cerebro. La Conciencia sin embargo no acaba de estar suficientemente estudiada y se desconoce cual es su sustrato. Hay científicos que opinan que la Conciencia es una consecuencia adquirida como producto de que el Cerebro haya alcanzado una “masa crítica”. Otros dudan si la muerte cerebral acaba con la Mente y también con la Conciencia o si esta sobrevive al cerebro y hay otra realidad que entra de lleno en el territorio de las creencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *